Herramientas gratuitas para traductores III: Launchy

(0 Votos)
Herramientas gratuitas para traductores III: Launchy

Personalmente, me he cansado de desplazarme por la lista de las aplicaciones del menú Inicio de Windows. Es aquí donde entra Launchy, un programa de código abierto rápido y sencillo que abre y busca de manera rápida con solo escribir unas pocas letras.

Esta es la tercera entrega de nuestro festival de herramientas gratuitas que pueden ser útiles para los traductores, editores y directores de proyectos. Otra vez, destacamos una herramienta que mejora la productividad, de acuerdo con la misión Qabiria.

Launchy es una aplicación utilizada para abrir programas que funciona como sustituta del menú Inicio de Windows y del Spotlight de Mac OS. Es uno de esos inventos que, en cuanto nos acostumbramos a ellos, no podemos evitar preguntarnos: «¿Cómo podía trabajar sin él?». Para justificar esta «dependencia», hagamos primero una breve reflexión sobre el funcionamiento del menú Inicio. Para iniciar un programa, por norma general el usuario medio hace clic en un icono del escritorio, de la barra de inicio rápido, o, si se trata de un programa que no se utiliza a menudo, lo busca en el menú Inicio de Windows. Decimos que «lo busca» porque normalmente se instalan decenas de programas diferentes en los ordenadores y no siempre se recuerda el nombre exacto de todos ellos. En ese momento se recorre el menú, ordenado alfabéticamente, y se accede a un submenú, si sale. En promedio, transcurren unos diez segundos antes de hacer clic en el programa deseado.

¿Por qué fracasa en su intento el menú Inicio? En primer lugar, por el elevado número de elementos que lo componen y el hecho de que no están ordenados. Incluso cuando los elementos están ordenados (alfabéticamente, por lo general), la estructura jerárquica del árbol del menú obliga al usuario a dejar de hacer lo que estaba haciendo para desplazarse por el menú y elegir el programa deseado pasando por la exclusión o la lectura de todas las alternativas y desechando los que no interesan. Por el contrario, un «lanzador de aplicaciones», como se denomina a los sistemas de este tipo, además de ser rápido debe ser transparente, es decir, nadie debe tomar conciencia de su uso, y, sobre todo, debe proporcionar una pequeña lista de elementos entre los que elegir. Lo ideal sería que mostrara un solo elemento: el correcto. En definitiva, se debería de poder decir «quiero abrir Word» y Word debería aparecer al instante.

Launchy hace exactamente eso: abre los programas escribiendo unas cuantas letras del nombre, todo en una fracción de segundo. Una vez instalado, Launchy se ejecuta automáticamente cuando se inicia Windows; para activarlo hay que pulsar ALT+ESPACIO (o cualquier otra combinación que elijamos), a continuación, aparece un cuadro en el que pueden escribir unas letras del nombre del programa que deseamos abrir. Como por arte de magia, Launchy le sugerirá una serie de programas en una lista por la que podemos desplazarnos con las flechas. En cuanto aparezca el icono del programa deseado podemos pulsar ENTER para ejecutarlo. Es uno de esos casos más fáciles de usar que de explicar.

Uno de los puntos fuertes del programa es la capacidad de recordar las preferencias del usuario. El programa siempre se abre mostrando el último programa seleccionado listo para lanzarlo. También es capaz de priorizar los resultados de la búsqueda: por ejemplo, después de abrir Word varias veces escribiendo las cuatro letras w-o-r-d, la tercera vez será suficiente para con escribir la «w» para que aparezca el icono de Word. Los usuarios de Mac verán muchas similitudes con Quicksilver, programa en el que seguramente se inspiró Launchy.

A nivel técnico, el programa indexa el contenido del menú Inicio. Esta indexación es completamente transparente para el usuario y está optimizada para conservar los recursos del sistema. Por supuesto, se pueden agregar todas las carpetas y tipos de archivo que se desee visualizar. Para ello, solo hay que seguir estas instrucciones:

  • hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la ventana de Launchy y seleccionar Opciones, 
  • en la pestaña Catálogo, hacer clic en el botón «+» de la sección Directorios, 
  • elegir el directorio para ser visualizado, 
  • en la sección Tipos de archivo, escribir la extensión de los tipos de archivos que queremos añadir al índice (generalmente *.lnk y *.exe), 
  • hacer clic en el botón «+» para confirmar la adición y 
  • por último, hacer clic en Reconstruir catálogo para actualizar el índice.

Como recomendación personal, en Qabiria siempre añadimos toda la carpeta Archivos de programa, por lo que tenemos todos los programas indexados y listos para la búsqueda con Launchy, pero, también se pueden añadir todos los archivos con la extensión *.tmw, por ejemplo, y así tener a un toque de dedo toda la colección de memorias de traducción. Más allá de eso, Launchy se instala con algunos plugins por defecto que no solo permiten buscar programas, sino también por la web y los favoritos. También integra una calculadora que permite escribir los números y los símbolos matemáticos en la misma ventana del programa sin la necesidad de abrir un programa de cálculo específico. Gracias a la posibilidad de elegir los archivos que indexa Launchy, podemos utilizarlo tanto como motor de búsqueda en línea, como de instrumento de búsqueda en el escritorio. Sin embargo, aconsejamos su uso para este fin, ya que su interfaz minimalista es mucho más práctica si se limita a la función para la que fue creado.

Creado por una sola persona, el estadounidense Josh Karlin, Launchy es un software de código abierto: por esta razón, los desarrolladores pueden ampliar su funcionalidad mediante la programación de plugins específicos o cambiar la apariencia con nuevos skins. Todo el material adicional se puede descargar gratuitamente desde el sitio sourceforge.net. Destacamos una alternativa a Launchy destinada a todos aquellos que deseen saber un poco más acerca de los desktop launchers, Enso Launcher, que también es software gratuito aunque aún más refinado en funcionalidad y apariencia pero sin llegar a ser tan eficaz en términos de ahorro de tiempo. El tiempo total que dedicamos a poner en marcha programas es de cinco días al año.Lo distribuye Humanized, una pequeña empresa de Chicago especializada en usabilidad, tema al que, sin duda, dedicaremos un artículo.

Para concluir, hagamos un simple cálculo. Hemos dicho que el tiempo medio necesario para poner en marcha un programa desde el menú Inicio es de aproximadamente 10 segundos. Para simplificar, supongamos que en un día de trabajo activamos 60 programas (o, lo que es lo mismo, 6 programas 10 veces cada uno). Con el método tradicional emplearíamos 600 segundos, es decir, 10 minutos. Multiplicando estos 10 minutos diarios por los 220 días laborables del año, obtenemos unos 5 días laborables. Si bajamos los 10 segundos iniciales a 2 (tirando hacia arriba, ya que el tiempo necesario con Launchy es incluso menos) el tiempo anual invertido en abrir programas se reduce a una sola jornada laboral (7,4 horas). Ahora es cosa nuestra qué hacer con esos cuatro días ganados :)

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Somos socios de:

logo de PIMEC

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?