El lenguaje controlado: el punto de vista de una «piloto» experta

El lenguaje controlado: el punto de vista de una «piloto» experta

Easy reading is damn hard writing.
Nathaniel Hawthorne

Entrevista con Daniela Zambrini, miembro asociado de STEMG

En publicaciones anteriores ya hemos hablado sobre el lenguaje controlado, incluyendo sus características y ventajas tanto para quien encarga la traducción de un texto técnico, como para los traductores que realizan dicha traducción. Para profundizar sobre los diversos aspectos de esta herramienta tan valiosa y para comprender cómo utilizarla, hemos entrevistado a una persona experta del sector: Daniela Zambrini, miembro de STEMG desde 2014. STEMG es el equipo responsable del mantenimiento de la especificación ASD-STE100 (Aerospace and Defense Simplified Technical English). Daniela es Public Affairs Specialist en Alitalia y traductora autónoma desde hace más de quince años y se especializa en sectores como el aeroespacial, defensa, transporte aéreo, náutica y logística.

Del espacio al Inglés Técnico Simplificado

Su primer encuentro con la traducción surgió de casualidad durante sus años universitarios. Durante años colaboró con una investigadora, traduciendo artículos sobre el derecho espacial internacional, en especial sobre la Estación Espacial Internacional.

Cuenta Daniela que «en aquella época no me imaginé que ese se convertiría en mi campo de especialización, pero de alguna manera, el destino ya me había preparado el camino». Años más tarde, después de haberse dedicado a trabajar para una línea aérea como traductora independiente, se topó por casualidad con un artículo sobre la Especificación ASD-STE100, que le despertó mucho interés. «Me puse en contacto con el presidente del equipo de trabajo del STEMG, Orlando Chiarello, invitándolo a participar como orador a la conferencia de ProZ.com que organicé en Pisa en el 2014. Me encantó el tema, así que realicé el curso de certificación en línea de la Università Telematica UniNettuno y después fui admitida al equipo STEMG en calidad de Miembro asociado»

Áreas de aplicación del lenguaje controlado

Con respecto a las áreas de aplicación, Daniela explica que a pesar de que la especificación ASD-STE100 se creó para cumplir con las exigencias del mundo aeronáutico, según las últimas estadísticas de la distribución, el 58% de los usuarios pertenece a otros sectores, tales como la automoción, la náutica, los dispositivos de electromedicina, la informática, la logística, las telecomunicaciones, el transporte ferroviario, la energía, etc. Además, agrega que «los principios del Inglés Técnico Simplificado se pueden utilizar para cualquier tipo de documentación técnica. El STE es también un requisito para la especificación S1000D y ATA ispec 2200».

Un recurso para las empresas: primeros pasos

Introducir el lenguaje controlado en una empresa es una inversión, pero ¿por dónde se tendría que empezar?

Según Daniela, «sin duda es posible empezar por la documentación existente y programar una reescritura de acuerdo con los principios del lenguaje controlado. Sin embargo, no debemos subestimar la complejidad de esta tarea. Los redactores y los traductores técnicos deben ser capaces de trabajar en equipo con expertos en la materia y del sector, y lo ideal sería poder involucrar en el proceso incluso a los usuarios finales».

Una pequeña empresa podría decidir crear su propia lista de reglas para la elaboración de textos, precisamente para facilitar la traducción sin necesidad de adoptar un lenguaje controlado real por sí mismo. Sin embargo, Daniela considera esta opción poco conveniente, «¿Por qué crear desde cero una lista de reglas cuando ya existe un lenguaje controlado? El STE no es solo una lista de reglas, se trata de un lenguaje controlado que cuenta con un robusto diccionario para expresar cualquier concepto».

El panorama en Italia

Cada vez más empresas italianas recurren a lingüistas y redactores para obtener textos sencillos y que vayan directo al grano. Sin embargo, pocos producen textos diseñados para la traducción, una fase fundamental de la cadena de montaje para cualquier empresa que desee ingresar al mercado global. Sin embargo, parece que están surgiendo iniciativas muy prometedoras. De hecho, Daniela indica que en 2016 la Associazione italiana per la comunicazione tecnica (COM&TEC) publicó el manual «ITS Italiano Tecnico Semplificato» escrito por la investigadora Ilaria Gobbi. Además, para aquellos que deseen profundizar en el tema, la Com&Tec acaba de anunciar el «World Forum on Controlled Natural Languages» que se celebrará en Florencia en marzo de 2018 y en el que también participará Daniela junto con otros miembros de STEMG.

Convertirse en irreemplazable con una especialidad de gran altura

Para el traductor técnico que quiera profundizar en el tema del Inglés Simplificado, Daniela recomienda solicitar una copia gratuita de la revisión 7 de la especificación, rellenando el formulario en el sitio web oficial de ASD-STE 100 y reitera: «A pesar de que hay muchas empresas que ofrecen oportunidades de formación, solo los miembros del grupo STEMG pueden ofrecer cursos presenciales certificados y la única institución acreditada para brindar la formación ASD en línea es la Universidad Telemática UniNettuno».

La especialización para un traductor es como la licencia de vuelo para quien aspire a ser piloto. Si no adquiere habilidades específicas, no irá muy lejos. Desarrollar especializaciones en áreas tan particulares como las de Daniela definitivamente ayuda a crear una reputación en su ámbito de trabajo. Por otro lado, su conocimiento del lenguaje controlado es otra habilidad que la distingue de muchos otros profesionales.

Cuando le pregunté sobre los beneficios que ha obtenido gracias al certificado de Inglés Técnico Simplificado y sus reglas, ella respondió: «Sin duda, el estudio a fondo de la especificación y la afiliación con STEMG me han brindado muchas oportunidades para trabajar con clientes, tanto directos como indirectos (a través de agencias), que utilizan la especificación de la documentación técnica especialmente en el campo de la industria aeroespacial y de defensa».

También hay beneficios indirectos. Quienes trabajan durante años con el lenguaje controlado como Daniela desarrollan una forma de pensar necesaria para la traducción técnica, que fuerza al traductor a ponerse en los zapatos del lector o usuario y asegurarse a toda costa que el texto sea claro, que no contenga ambigüedades, que no confunda, etc.

Sin embargo, lograr esa simplicidad no es tan sencillo, por lo que es importante no improvisar y adquirir los conocimientos adecuados antes de embarcarse en una tarea de esta naturaleza. Como dice Daniela: «Escribir utilizando un lenguaje controlado no es tarea fácil. Me gustaría citar a Nathaniel Hawthorne: “Easy reading is damn hard writing!”».

Es más que evidente que el lenguaje controlado es una herramienta muy valiosa y que vale la pena aprender a utilizarla. No importa que seamos traductores profesionales o una agencia, es esencial actualizar nuestra caja de herramientas, habilidades y conocimientos. Agradecemos a Daniela Zambrini por esta entrevista, y si tú también quieres llegar a ser un experto en esta área, adquiriendo el control de un lenguaje poderoso, te recomendamos que sigas sus consejos.

Enlaces para profundizar sobre el tema:

Artículo traducido al castellano por Gloriana Cocozza.

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Somos socios de:

logo de PIMEC

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?