¡El traductor imprescindible emprende la conquista de Brasil y Portugal!

¡El traductor imprescindible emprende la conquista de Brasil y Portugal!

Entrevistamos a Rosangela Fasolato, traductora brasileña, quien ha traducido en portugués nuestro libro, El traductor imprescindible.

En marzo de 2017 publicamos un libro llamado Il traduttore insostituible (El traductor imprescindible), cuyo subtítulo, «especialización y posicionamiento para profesionales de la traducción», resume su contenido. La idea detrás del libro fue, de hecho, presentar algunas estrategias útiles para aquellos interesados en insertarse en el sector de la traducción, particularmente en el técnico. El texto, producto de un curso en línea realizado para STL Formazione de Pisa, explora algunos aspectos relacionados con la marca personal y ofrece ideas y consejos prácticos para mejorar el posicionamiento en el mercado.

Después de la publicación, recibimos muchas críticas y comentarios positivos de parte de compañeros y futuros traductores. Este éxito, pequeño pero significativo, por supuesto que nos llenó de satisfacción. Sin embargo, fuimos aún más felices cuando recibimos una oferta para traducir El traductor imprescindible en otro idioma, al portugués.

La oferta nos llegó por medio de Babelcube, una plataforma que conecta a los autores de libros electrónicos con traductores dispuestos a traducir a cambio de una parte de las regalías. Este modo de colaboración ha dado lugar a cierta controversia, principalmente debido al hecho de que se necesitan vender muchas copias para reembolsar al traductor las horas trabajadas. Hace unos años discutimos el tema en otro artículo, «Tradurre ebook: ne vale la pena?» (está solo disponible en italiano, pero lo dejamos acá por si os interesa leerlo).

Además de los beneficios comerciales, nos sentimos muy honrados de que alguien mostrara interés en traducir nuestro libro. Después de un intercambio de mensajes y completar las formalidades respectivas para comenzar la colaboración, El traductor imprescindible ha sido traducido por la traductora portuguesa Rosangela Fasolato. Rosangela es brasileña, vive en Italia, en Padua, y trabaja como traductora desde el 2008. Le preguntamos si estaba dispuesta a participar en una entrevista para conocer la razones por las que nos eligió, y este es el resultado de nuestra conversación.

Traducir «El traductor imprescindible» es un desafío para mí y los desafíos me atraen.

P. - Hola Rosangela, primero que todo te agradecemos el tiempo que nos dedicas. Comienzo de inmediato con la pregunta que muchos ya se habrán hecho: ¿por qué traducir El traductor imprescindible, a pesar de la gran cantidad de libros que hay en Babelcube?

R. - Hola Marco, gracias por esta entrevista. Traducir El traductor imprescindible es un desafío para mí y los desafíos me atraen. Es una oportunidad para ponerme a prueba, traduciendo un libro escrito por otro lingüista, con una carrera exitosa. Cuando hice la solicitud, sabía que sería un trabajo exigente. No lo hice por razones económicas, sino por realización personal y poder decir: «¡Lo hice!» Y quién sabe, sentirme también como un traductor imprescindible.

rosangela fasolato

P. - Gracias por las lindas palabras. Dime, ¿ya has traducido otras obras en esta plataforma? ¿Cómo describirías esa experiencia? ¿Lo recomendarías a otros compañeros traductores?

R. - Sí, ya he traducido tres libros en Babelcube, pero contigo es la primera vez que tengo la oportunidad de recibir comentarios y sugerencias de cambios en la traducción. Los otros, los entregué y fueron aceptados inmediatamente. No recomendaría usar Babelcube como fuente de ingresos, pero sí para traducir literatura en el tiempo libre porque se disfruta haciéndolo y porque es una manera de mantenerse entrenado. Para eso sí, puede ser una buena opción.

P. - Antes de hablar sobre el libro, cuéntanos algo más sobre ti. ¿Cómo llegaste a esta profesión? ¿Cuáles son tus aspiraciones?

R. - En el 2008, después de vivir en los Estados Unidos, fui a una agencia de traducción en el centro de Río de Janeiro para solicitar una traducción al portugués de los documentos académicos de mis dos hijos. La persona que se hizo cargo de los documentos, en ese momento el gerente administrativo de la agencia, me preguntó si alguna vez había traducido y me invitó a hacer una prueba. Eso también fue un desafío. Trabajé para esa agencia como colaboradora independiente durante seis años, hasta que el empleador murió y la agencia se cerró. Seguí adelante con algunos clientes privados y con un sueño sin realizar: mudarme a Italia. Lo logré, pero no podía imaginar que llegaría lo peor. Poco después de mudarme, a mediados del 2016, tuve un accidente y luego de una operación en el hombro derecho sufrí una pérdida funcional total del brazo. La rehabilitación duró más de un año. En esas condiciones, Babelcube me ayudó, porque al concluir la rehabilitación, poco a poco comencé a traducir nuevamente. Ahora, anhelo reconstruir mi vida y mi carrera.

P. - Sin duda lo lograrás, Rosangela, te lo decimos de corazón. Volviendo a El traductor imprescindible, ¿hubo algún punto en el libro que te pareciera particularmente difícil de traducir en portugués? ¿Por qué?

R. - Los desafíos para traducir este libro en portugués están relacionado con esa «desconfianza» habitual que debemos tener cuando reflexionamos sobre el significado que tienen las palabras en un contexto dado. Es esa idea sobre la circunstancia, tiempo e intención con que eso fue expresado o escrito en otro idioma. Aquí cito Millôr Fernandes, un autor, caricaturista, humorista y traductor brasileño que decía: «La desconfianza por todo lo que leo, veo, siento, huelo o toco es aquello que me convierte en un traductor decente». Es decir, debemos partir desde el principio de que no sabemos nada, mirar con sospecha esa palabra que parece muy obvia y tener la curiosidad de buscar y seguir buscando.

Debemos partir del principio de que no sabemos nada y tener la curiosidad de buscar y seguir buscando

P. - ¿Cómo lidiaste con la traducción? ¿Planificaste un cierto número de palabras por día, por semana? Cuéntanos más sobre el método que seguiste.

R. - Sí, planifico todos mis trabajos. En el momento en que recibo una tarea, hago un cronograma a seguir, generalmente uso el más simple, planifico una cantidad diaria de páginas del original según la fecha de vencimiento. Esta fecha límite se acorta por lo menos tres días, y los otros días me dedico a la revisión (en el caso de un trabajo más largo y no urgente). Mantengo este cronograma a mi lado y lo marco todos los días. Sin embargo, muchas veces resulta que estoy tan concentrada en la traducción que hago más de lo que tengo planeado. Otras veces, me despierto a media noche con la palabra correcta en mente o consciente de haber cometido un error en cierta página. De esta forma, durante todos estos años, nunca he perdido una fecha límite; de hecho, muchas veces termino el trabajo antes.

P. - ¿Cuáles son las características del mercado de traducción hacia y desde el portugués? ¿Recomendarías estudiar este idioma a estudiantes universitarios?

R. - El portugués es un idioma que se habla por más de 250 millones de personas en el mundo. De 2008 a 2012, cuando los países desarrollados admitieron vivir un momento difícil, Brasil hizo creer al mundo que la crisis no lo había afectado y que se encontraba en pleno auge. En ese momento, también hubo un boom en la traducción. No había escasez de trabajo, de hecho había demasiado. En 2013, las dificultades ya eran visibles. Todavía había trabajo, principalmente del inglés, con el 70 por ciento del mercado, seguido del español, el francés y el italiano, pero las condiciones ya no eran las mismas de antes. Hoy, Brasil se ha sumido en una crisis no solo económica, sino también política, social y cultural, y el mercado de la traducción ha disminuido de manera decisiva. Al igual que en Italia, la capacitación en el sector no es obligatoria para el ejercicio de la profesión, pero es importante aprender las técnicas de traducción, actualizarse continuamente y especializarse. Espero que Brasil salga pronto de la crisis actual y retome su camino hacia el desarrollo. Cuando esto suceda, ya que es un país muy poblado, renacerá nuevamente el interés por el idioma portugués, lo cual favorecerá el mercado de la traducción. Al menos eso espero.

Nosotros también esperamos eso, Rosangela. Te agradecemos mucho por esta conversación y por el excelente trabajo que has hecho. La traducción está terminada y tan pronto como esté disponible en las tiendas en línea, la anunciaremos en este blog.

¡Muy pronto Il traduttore insostituibile estará disponible también en castellano!

Artículo traducido y adaptado al castellano por Gloriana Cocozza.

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Somos socios de:

logo de PIMEC

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?