6 factores clave para un correcto posicionamiento SEO internacional

6 factores clave para un correcto posicionamiento SEO internacional Infographic vector created by pikisuperstar - www.freepik.com

Introducción a las mejores prácticas para posicionar una web internacional

Cuando hablamos de traducción de páginas web con nuestros clientes, a menudo nos preguntan cuáles son las mejores prácticas para posicionar una web a nivel internacional, o bien, cómo se puede conseguir optimizar los contenidos para los buscadores de otros países.

Las empresas se preguntan sobre todo si realmente es necesario tener una estrategia SEO distinta para cada idioma de su web multilingüe.

La cuestión es bastante compleja, pero la respuesta breve es sencilla: sí, es necesario personalizar cada versión traducida de un sitio web para el público al que va dirigido.

Por eso la SEO internacional implica una gran inversión, tanto a nivel económico como de tiempo.

Para que no haya dudas, definimos como SEO (del inglés «Search Engine Optimization») la optimización natural de un sitio web para que este sea localizado de forma fácil por los buscadores más importantes, principalmente Google.

El concepto de SEO multilingüe se usa para definir las medidas empleadas para optimizar los contenidos visibles e invisibles de un sitio web, ya sea un blog, una tienda virtual o demás, en dos o más idiomas.

Otro concepto importante es que traducir teniendo en cuenta la SEO no equivale a trasladar de forma literal las palabras clave de un idioma a sus equivalentes en otras lenguas.

Debemos conocer de forma extensiva tanto el idioma como la cultura, la historia, las costumbres, las tendencias de compra, etc. del país donde queremos vender nuestros productos o servicios, para adaptar los contenidos de la manera más eficaz y sin herir sensibilidades.

También debemos ir más allá de las palabras, es decir, comprender qué es lo que busca realmente el usuario y ofrecer los mejores resultados a su búsqueda. Esto significa, a menudo, volver a reflexionar sobre la experiencia de usuario completa. Una vez más, lo que al principio parecía una «simple traducción» nos obliga a realizar un trabajo mucho más profundo.

Antes de decidir si efectuar la SEO internacional de una web, blog o e-commerce, debemos tener en cuenta dos factores:

  • idiomas del público objetivo (target)
  • presupuesto a disposición (budget).

En cuanto al target, debemos traducir y adaptar al idioma o idiomas que hablan los clientes presentes y potenciales. Si queremos exportar a un país diferente de España, no basta con traducir al inglés, suponiendo que la población de la región en la que queremos exportar hable este idioma. Incluso en los países donde el nivel de inglés es alto, la gran mayoría de usuarios prefieren comprar en páginas web escritas en su idioma nativo.

Por lo que se refiere al presupuesto, para una empresa ajena al sector del marketing digital es muy complicado desarrollar las habilidades necesarias para definir una estrategia SEO eficaz de un día para otro contando tan solo con los recursos internos.

Es necesario contar con la ayuda de profesionales especializados en SEO internacional y eso supone una inversión que crece según el número de idiomas a los que se quiere traducir la web.

Si se dispone de un presupuesto reducido es mejor concentrar los esfuerzos en un mercado (1 país y 1 idioma), antes que intentar alcanzar con pocos recursos muchos mercados.

Existen además unos cuantos factores que se deben considerar para internacionalizar de forma adecuada una web para optimizarla a nivel de SEO.

1. Elegir correctamente el dominio

El primer paso es elegir donde ubicar la versión traducida de la web. Existen tres opciones para organizar y estructurar los contenidos a nivel de dominio.

  1. Dominio de nivel superior: http://www.dominio.es
    Este tipo es el que inspira más confianza, ya que los usuarios reconocen esa web como propia de su país. Un claro ejemplo sería la marca de coches Audi que dispone de un dominio de nivel superior por cada país en el que está presente (audi.it, audi.de, audi.fr, etc.). El principal problema que supone esta estrategia es su alto nivel de inversión, ya que no solo implica comprar un dominio por cada país, sino que debemos realizar una estrategia de SEO nueva para cada uno de ellos.
  2. Subdominio: http://es.dominio.com
    Podríamos decir que son como una dirección web anexa a un dominio principal. En teoría, este tipo de estrategia permite que parte de la autoridad del dominio principal se traspase a los distintos subdominios. El ejemplo más claro es Wikipedia, que por cada idioma tiene un subdominio diferente.
  3. Subdirectorio: http://www.dominio.com/es
    Representan carpetas o secciones dentro de un dominio principal. Es la elección más pertinente cuando no disponemos de mucho presupuesto, pero desde el punto de vista de los usuarios se pierde esa sensación de seguridad y confianza, ya que solo parece que naveguen por una página web traducida a su idioma. Es la opción más interesante, también, para los negocios locales cuyos clientes, ya sean nacionales o extranjeros, se encuentran en un mismo país.

2. Importancia del atributo hreflang

Otro aspecto técnico que muchos desarrolladores web desconocen o infravaloran es la importancia del atributo hreflang en el código HTML de las páginas.

Si no gestionamos bien los contenidos multi-idioma, podemos correr el riesgo de que los buscadores interpreten que estamos ofreciendo contenido duplicado.

Para solucionar esto es necesario añadir en la sección <head> de la página un tag link con los atributos rel="alternate" y hreflang="xx-yy" que indicarán a los buscadores que un mismo contenido existe para distintos países e idiomas.

Para verlo de forma más clara os exponemos un ejemplo de la página de inicio de una web en tres idiomas diferentes para tres países distintos, España, EE.UU. e Francia:

  • <link rel="alternate" hreflang="es-es" href="http://www.dominio.com/es" />
  • <link rel="alternate" hreflang="en-us" href="http://www.dominio.com/en" />
  • <link rel="alternate" hreflang="fr-fr" href="http://www.dominio.com/fr" />

Parece un detalle que ha calado poco, pero su importancia es capital para que Google no nos penalice.

3. Diseño adecuado al país y facilidad de uso

Por muy raro que parezca, aún existen marcas que se olvidan de la importancia vital del diseño orientado al usuario en el desarrollo de sus webs.

Por ejemplo, un detalle que a menudo se descuida es la opción para el cambio de idioma: la casilla debería ser visible y fácil de entender. Además no debe solaparse ni quitarle importancia a otros elementos que ya estaban anteriormente.

También debemos tener en cuenta las distintas culturas de cada país a la hora de organizar el contenido. Sin entrar en temas complejos de arquitectura de la información, que merecerían una serie de artículos a parte, basta con decir que hay diferencias en las preferencias de cada país a la hora de organizar un texto.

Un ejemplo muy claro de las diferencias culturales se puede apreciar en la web de Shopify. La versión para España tiene una home muy simple, con textos breves y un estilo algo minimalista.

Pagina inicial de Shopify España

En cambio, en la web para Japón hay más texto y una animación bastante intrusiva. La razón es que, a nivel cultural, los japoneses prefieren diseños algo sobrecargados: si no ven una gran cantidad de texto perciben que no hay suficiente información y pierden confianza.

Pagina inicial de Shopify Japón

4. Sustitución de los textos

A menudo el volumen de contenidos es tan distinto de una lengua a otra que afecta al diseño de las páginas, porque la longitud de las frases y de las palabras puede variar, y a veces de forma notable.

No obviemos tampoco el dato de que alguien tendrá que traducir todo el contenido, y está claro que ese alguien no es Google Translate.

Normalmente le cedemos esta tarea a una agencia de traducciones, que suele cobrar por palabra: cuanto más largo el texto original, más costará. Es el momento entonces, de plantearse reducir el contenido para las versiones extranjeras de nuestra web, eliminando todo aquello que no es funcional a nuestro objetivo.

Por ejemplo, si tenemos un blog extenso, con muchas noticias de ferias y eventos nacionales que ya han pasado, sería recomendable no incluirlas en las versiones para otros países, porque no serán relevantes ni por contenido, ni por temporalidad.

5. Renombrar las páginas y las imágenes

Todas las páginas deberán estar identificadas, a nivel de URL, en el idioma de nuestro público.

Esta parte viene dada de la mano del primer punto, el dominio, ya que si tenemos un subdirectorio en inglés, no podemos poner el nombre de la página en español. Por ejemplo:

  • www.dominio.com/es/NOMBREPAGINA.html
  • www.dominio.com/en/PAGENAME.html

Y como se intuye, debemos hacer esto con todas las páginas, y en todos los idiomas que hayamos decidido escoger. Además, es pertinente ser coherentes con el léxico para conseguir mejores resultados de SEO.

Lo mismo sucede con las imágenes. Que correctamente nombradas en el idioma traducido nos ayudarán a posicionarnos. Por ejemplo:

  • www.dominio.com/es/imagenes/nombreimagen.jpg
  • www.dominio.com/en/images/imagename.jpg

6. Actualizar el sitemap

El archivo sitemap.xml es como un directorio que recopila las páginas que componen nuestra web.

Sirve para advertir a los buscadores de nuestro contenido para una correcta indexación. Una vez traduzcamos nuestra web, será necesario incluir en el mapa del sitio todas las páginas nuevas (en todos los idiomas elegidos), además de los vídeos, imágenes, etc. si es pertinente. Los detalles técnicos varían según el sistema empleado para crear la web.

Si lo hemos hecho todo bien… los buscadores indexarán correctamente nuestra web

Una vez hayamos seguido todos los pasos anteriores (y unos cuantos más que trataremos en otros artículos) y nuestra web esté activa, con todas sus modificaciones, deberemos realizar un seguimiento para asegurarnos de que todo funciona a la perfección.

A grandes rasgos, sabremos si la indexación es correcta según cómo actúe Google respecto nuestro contenido. ¿Lo encuentra fácilmente? ¿Lo clasifica de forma adecuada?

Google mismo pone a disposición de los usuarios muchas herramientas, como Google Analytics, donde podemos analizar prácticamente en tiempo real el comportamiento de nuestra web.

Conclusiones

El trabajo de internacionalizar una web y la SEO relativa son tareas complicadas y a largo plazo. No existen fórmulas exactas ni recetas sencillas. Lo que sí que existe son variables adicionales que nos pondrán el trabajo más difícil, pero como a menudo ocurre en el entorno del marketing digital, debemos actuar a través del sistema de prueba-error, siguiendo un ciclo:

  1. Actuar según las mejores prácticas y los análisis realizados
  2. Medir las actuaciones
  3. Analizar las mediciones y los resultados
  4. Vuelta al punto 1

Si necesitas ayuda para traducir y adaptar tu página web, no dudes en contactarnos

 

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Somos socios de:

logo de PIMEC

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?