Traducir ebooks en 2019: ¿vale la pena?

(1 Voto)
Etiquetado como :
Traducir ebooks en 2019: ¿vale la pena?

Artículo traducido al castellano por Gabriela Richarte.

La publicación electrónica, es decir, todo lo relativo a los ebook y la autopublicación (self publishing), ha revolucionado el mercado editorial de la misma manera que el MP3 revolucionó, hace algunos años, el mercado de la música.

El hecho de que todo el mundo pueda publicar un ebook (o un libro en papel impreso bajo demanda) y distribuirlos en muchas tiendas al mismo tiempo, con una inversión relativamente baja (ya que prescinde totalmente de las editoriales) abre posibilidades que, hasta ahora, estaban reservadas a unos pocos autores de éxito (o aquellos capaces de financiarse sus publicaciones por sí mismos).

Además de algunas reflexiones, en este artículo ofrecemos una herramienta para calcular los costos de traducción de un ebook o de un libro impreso on demand y comprender cuáles podrían ser las ganancias para el autor y el traductor, basándose en la distribución de los derechos de autor.

Trataremos de averiguar, además, cuál sería el modelo de negocio más apropiado para proponer un servicio de traducción a los autores de un ebook de autopublicación, sin complicaciones y basándonos exclusivamente tanto en nuestra experiencia personal como en nuestras búsquedas, como punto de partida de reflexión y debate.

La facilidad de uso de los servicios de autopublicación, como Kindle Direct Publishing di Amazon, Smashwords.com y uno de los portales líder en Italia, StreetLib, está aumentando a pasos agigantados el número de obras disponibles en librerías online.

Algunos autores que disfrutan de cierto éxito en su país, empiezan a recurrir a los traductores de ebook para considerar la posibilidad de traducir su trabajo a otros idiomas y, en especial, al inglés.

Parecería que se está abriendo un gran mercado para los traductores. Sin embargo, anticipamos la conclusión de nuestro análisis: los costos de traducción solo son sostenibles para aquellos que venden un número muy alto de copias.

De hecho, en la ecuación «autor-editorial-traductor», la autoedición electrónica puede haber marginado a la editorial, pero no ha cambiado radicalmente el supuesto básico para la exportación:

para permitir la traducción de un libro, es necesario vender miles de copias.

¿Cuáles son las ventajas de la autopublicación para un autor?

Para empezar, definimos como «modelo de negocio» la forma en que una organización o proyecto crea y trasmite valor.

Un autor de ebook o de libros impresos on demand percibe como valor los siguientes elementos:

  • distribución del texto en mercados diferentes al de la lengua original (sobre todo en el mercado anglosajón)
  • confiarle el libro a un traductor dispuesto a traducir ebook a cambio de un porcentaje de los derechos de autor (de modo que pueda traducir su libro incluso sin inversión inicial);
  • eventualmente, dividir el texto entre varios traductores para minimizar el tiempo de traducción.

¿Cuáles son las ventajas de la autopublicación para los traductores de ebook?

Los traductores, profesionales o aficionados, perciben como valor un sistema que les permite:

  • ser pagado en forma justa por el trabajo realizado
  • recaudar derechos de autor durante un período de tiempo variable que, en general, podrían resultar mayor que la remuneración del trabajo de traducción por sí misma
  • que su nombre se de a conocer a través de un libro o un autor de éxito.

La traducción solo es sostenible para los textos más vendidos

Mientras que para un autor la autopublicación representa una verdadera revolución en términos de reducción de costos, para un traductor el hecho de traducir textos en papel o de libros electrónicos es exactamente lo mismo, sea en términos de tiempo que de costos.

Se puede suponer que la facilidad inherente de la autopublicación aumentará la difusión de los textos a traducir, aumentando también la demanda de traductores. Sin embargo, el costo a veces prohibitivo de la traducción (no necesariamente hecha por profesionales) hace que el servicio sea asequible únicamente para los autores de éxito.

De hecho, incluso considerando tarifas muy por debajo de las del mercado, el costo de traducir un ebook de alrededor de 100 páginas (considerando dos etapas, una de traducción y otra de corrección) es poco probable que caiga por debajo de los 1000 euros. Para textos de longitud media-larga se puede superar fácilmente los 5000 euros.

Para llegar a estas estimaciones hemos preparado una herramienta de cálculo, ofrecida tal cual es (actualmente sólo está disponible en italiano) y en una versión completamente experimental, que sirve para estimar la conveniencia de los distintos escenarios de colaboración. 

Como decíamos, por debajo de un número considerable de copias vendidas o de excelentes perspectivas de venta del texto traducido, el costo de la traducción es insostenible.

Por otra parte, la elección de traducir un libro electrónico popular, compartiendo los derechos de autor, puede llevar a un traductor a ganar cifras de magnitud superior a la simple tarifa por palabra traducida o a la tarifa plana.

Esto también significa que la traducción de libros electrónicos mal distribuidos, difícilmente puede ser realizada por traductores profesionales, ya que los ingresos generados por los derechos de autor no serían suficientes para cubrir el costo (si se asume un modelo basado únicamente en regalías).

Sin embargo, estos textos pueden estar al alcance de traductores no profesionales, estudiantes o traductores aficionados, para los cuales los ingresos que no están en sintonía con el mercado, podrían seguir siendo atractivos. Este no es el lugar para abrir una discusión sobre la calidad de las traducciones realizadas por aficionados. La pregunta, una vez más, está simplemente relacionada con los números: dada la facilidad con la que uno puede (auto)publicar un ebook, es lógico pensar que la gama de textos a traducir es inmensamente más amplia que la de los traductores profesionales disponibles, abriendo el campo a los aficionados, es decir, a aquellos que no traducen por profesión.

Incluso a la luz de esto, cualquier hipótesis de un nuevo modelo de negocio debe captar la atención de los traductores profesionales, ofreciéndoles una ventaja real más allá de un simple «trabajo extra». Una ganancia a largo plazo, en comparación con un trabajo de una sola vez, podría ser este beneficio adicional.

¿Nuevos modelos de negocio para la traducción de libros electrónicos o libros impresos on demand?

Llegar a la cuadratura del círculo, es decir, a un escenario en el que:

  • los autores pueden hacer traducir sus libros a precios «fuera del mercado» manteniendo la calidad de publicación
  • los traductores reciben un salario justo por su trabajo
  • la plataforma de distribución gana las comisiones habituales
  • ...parece francamente inalcanzable. Es fácil llegar a esta conclusión después de jugar un poco con la herramienta de cálculo que ofrecimos anteriormente.

    Una opción podría ser la de dividir el trabajo de traducción entre varios traductores (al menos más de cinco para libros de tamaño medio), utilizando el llamado crowdsourcing. Sin embargo, esta opción tiene algunas desventajas que son difíciles de superar.

    Límites de crowdsourcing para la traducción de ebooks

    Existen al menos 4 problemas inherentes al crowdsourcing:

  • cómo dividir el texto a traducir
  • división de las ganancias
  • garantías de integridad
  • configuración y mantenimiento del sistema.
  • 1. Históricamente el crowdsourcing se ha usado para la localización de software de código abierto (piensa en la traducción de la interfaz de Firefox o de muchos otros programas). En estos casos es bastante fácil romper el texto original, ya que consiste principalmente en cadenas separadas, a menudo con su propia autonomía.

    Sin embargo, incluso en estos casos a menudo notamos problemas de inconsistencia terminológica y sintáctica (es decir, la misma palabra o la misma frase original se traduce de diferentes maneras).

    Dividir un ensayo o una novela conduciría a problemas aún mayores de inconsistencia. Incluso si hubiera una fase de revisión meticulosa, esto podría dar como resultado tener que escribir el texto de cero.

    2. Si el texto a traducir se comparte entre varios traductores, sus derechos de autor tendrán que ser compartidos también, con una enorme división de las ganancias que haría este camino viable únicamente para libros muy exitosos.

    3. Un problema adicional es la garantía de integridad: ¿cómo te proteges ante el abandono de uno de los traductores? ¿Quién garantiza que todos los traductores involucrados terminarán su parte a tiempo? Es cierto que algunos best sellers fueron traducidos por la comunidad de lectores incluso antes de la traducción oficial (pensemos en los libros de Harry Potter), pero en estos casos la comunidad conoce el universo en el que se desarrolla la historia y por lo tanto está mucho menos inclinada a cometer errores de inconsistencia y está muy motivada, debido a la pasión que hay detrás del trabajo. Y estamos hablando de proyectos con una audiencia planetaria, donde un gran número de personas hacen posible cualquier enfoque de colaboración.

    4. Los dos últimos puntos requerirían la intervención de los moderadores, ya que para quien escribe este artículo, cualquier sistema de apoyo a la colaboración entre autores y traductores debería ser (casi) totalmente automático.

    Un ejemplo fallido: Babelcube

    En realidad, alguien ya intentó crear un portal con características similares a las descritas aquí. El proyecto se llama Babelcube y fue creado para conectar a autores y traductores, estableciendo un reparto de regalías gradual, es decir, que cambia con el tiempo a medida que aumenta el número de copias vendidas. Para más detalles, sugerimos visitar su sitio.

    Sin embargo, nuestra experiencia con esta plataforma ha sido completamente negativa. Cuando publicamos uno de nuestros ebooks (Il traduttore insostituibile) lo subimos a Babelcube para poder traducirlo a otros idiomas. Nos respondió una traductora portuguesa (como explicamos en el artículo «Il traduttore insostituibile alla conquista del Brasile... e del Portogallo!») quien se encargó de la traducción de manera muy profesional.

    Lamentablemente, después de enviar la traducción, el libro en portugués permaneció en el limbo durante muchos meses. Ni los muchos mensajes enviados al servicio de asistencia y tweets de reclamo tuvieron efecto alguno.

    Casi un año después, antes de que pudiéramos rescindir legalmente el contrato actual y publicar la traducción en nuestro nombre, el libro fue publicado en Amazon y Streetlib. El estado de la publicación en las demás plataformas en las que Babelcube debería distribuir la traducción no ha cambiado desde hace un año, como se muestra en la siguiente imagen.

    babelcube publishing status

    Las regalías acumuladas hasta la fecha son irrisorias (menos de 10 euros) y, francamente, también nos tomamos la libertad de dudar de la exactitud de las facturas recibidas. La impresión es que el proyecto no ha dado frutos y por lo tanto ha sido abandonado, a pesar de que el procedimiento de registro está todavía en curso. Una oportunidad perdida.

    Una provocación: ¿y si fuera un portal de apuestas?

    Si es verdad lo que hemos dicho, es decir, que la traducción y la expansión en los mercados extranjeros está reservada únicamente a los que venden mucho, en definitiva, por debajo de las novedades técnicas, no hay mucho más.

    Si antes eran las editoriales las que elegían a los autores extranjeros para lanzarse en función "de su olfato" y de las ventas obtenidos en sus países de origen, en el mercado de los ebook, es el traductor el único que desempeña el papel de cazatalentos, tal vez facilitado por las plataformas especiales a puestas a disposición por los distribuidores, o sea, explotando la inteligencia colectiva.

    Las limitaciones e incógnitas de este modelo son ciertamente muchas. Hay muchas maneras en las que este enfoque puede materializarse. Además del contacto directo entre los autores individuales y los traductores, nos gustaría ver la creación de puntos de encuentro en línea, quizás anexados a los portales de distribución existentes.

    Hasta ahora hemos hecho las cuentas sin el anfitrión, es decir, los distribuidores, que suelen ser los dueños de la tecnología que permite montar librerías en línea o distribuir libros en las librerías existentes. Los distribuidores ganan un porcentaje basado en las ventas y, por lo tanto, tienen todo el interés en ampliar el número de libros en sus plataformas tanto como sea posible.

    La opción que nos parece más sostenible es, por tanto, la de una sección adicional dentro de los portales de distribución. Una sección completamente autogestionada en la que los traductores «apuestan» por los libros que ellos mismos (y el sistema) creen que tiene mayores posibilidades de éxito y, por este motivo, están dispuestos a recibir derechos de autor en lugar de pedir una tarifa basada en la cantidad de palabras traducidas.

    También se podría considerar un modelo "mixto", en el que el traductor recibe un anticipo y luego las regalías acordadas. En este caso, el distribuidor no asume ningún riesgo, sino que persigue el único objetivo de aumentar su catálogo ofreciendo el servicio de traducción como un valor añadido para sus usuarios, sin descartar por supuesto, la venta directa de servicios adicionales (como el control y corrección de los textos traducidos).

    El portal debería estructurarse como una comunidad de autores y traductores en la que los traductores intentan apropiarse de los libros más vendidos para tener más posibilidades de cobrar royalties más grandes, mientras que los autores presionan para que sus libros sean elegidos por los «mejores» traductores (aquellos mejor valorados por los autores que ya han disfrutado de sus servicios).

    De aquí en adelante, el discurso inevitablemente se complica: la estructura y las características de un portal de este tipo debería ser delimitadas y, sobre todo, se deben considerar dos cosas para entender la rentabilidad de una operación similar. Es un ejercicio que haremos tarde o temprano, quizás incluso basándonos en los comentarios y opiniones recibidas.

    SI NECESITAS UN TRADUCTOR PARA TU EBOOK, CONTÁCTANOS SIN COMPROMISO

    Nota: artículo escrito originalmente el 07/01/2013 y actualizado el 26/09/2019. Algunos comentarios pueden referirse a partes revisadas o corregidas.

    Qabiria white logo

    Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

    Últimas noticias

    Contacto

    Qabiria Studio SLNE
    Carrer Lleida, 3 1-2
    08912 Badalona
    (Barcelona)
    ESPAÑA

    +34 675 800 826

    qabiria

    Envíanos un mensaje

    Recibe nuestro boletín

    ¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?