Cómo traducir un manual técnico escrito en LaTeX

Cómo traducir un manual técnico escrito en LaTeX
Artículo traducido al castellano por Gabriela Richarte.

Hace algún tiempo trabajé, con una empresa dedicada a la ingeniería, en la traducción de un manual de instrucciones para una máquina industrial. El original en italiano estaba escrito en LaTeX. Lo que sigue es una mirada a los procedimientos que utilizamos para entregar un archivo traducido listo para imprimir, sin necesidad de reformatear la traducción.

Para los que no lo saben, LaTeX es un lenguaje de markup utilizado para preparar textos complejos. Este lenguaje está basado en el programa de tipografía digital TEX, creado en 1978 por Donald Knuth, un famoso académico y profesor de informática en Estados Unidos. Una curiosidad: la pronunciación exacta es /latek/ y no /latecs/, porque el nombre TEX viene de la raíz de la palabra griega τέχνη, (techne) que significa arte, técnica, tecnología. La X del nombre es, por tanto, la letra griega mayúscula «equis» (Χ) cuya ortografía se confunde con la de los «ics» del alfabeto latino.

Para qué sirve LaTeX

LaTeX se utiliza, principalmente, para la edición de textos matemáticos y científicos, porque permite una extrema precisión en la maquetación, además de contar con numerosas funciones de DTP, automatizables y sobre todo, porque permite obtener distintos formatos de presentación a partir de un único formato de origen (se puede generar un PDF, HTML, un archivo OpenOffice, etc.) También se distribuye como software libre y está disponible para cualquier sistema operativo.

En realidad, en casi 20 años de trayectoria como traductor técnico no me he encontrado con un muchos clientes que requieran traducciones de este formato. A pesar de su popularidad en el campo de la ingeniería y la investigación científica, los clientes suelen preferir enviar una copia en PDF del documento publicado y encargar su traducción. Por otro lado, no hay muchos proveedores de traducción capaces de trabajar directamente en archivos LaTeX, y aún menos son los clientes que saben que esto es posible.

Qué herramientas utilizar para traducir archivos TEX

En realidad, el proceso de traducción es bastante sencillo, siempre que se utilice la herramienta adecuada. Antes de entrar en la descripción del proceso, dedicaremos unas palabras a explicar el formato en sí.

Los archivos utilizados por LaTeX son simples archivos de texto que siguen un formato determinado, con etiquetas y códigos de control. A simple vista, no siempre es fácil distinguir cuáles partes representan el contenido traducible y cuáles no. Hay que añadir que, normalmente, un manual complejo no consiste en un único archivo TEX, sino en una estructura de carpetas en la que se ubican varios archivos, además de las ilustraciones correspondientes (en formatos estándar, PNG, JPEG, etc.)

Entonces, ¿cuál es la estrategia a seguir? Al ser los TEX archivos de texto, siempre existe la opción de abrir los archivos que componen el manual con un editor de texto, posiblemente uno avanzado (como Notepad++ o similares) y traducirlos de uno en uno.

Sin embargo, para garantizar una mayor uniformidad, no traducir dos veces los textos repetidos (siempre abundantes en los manuales técnicos) y traducir todos los archivos individuales a la vez, es aconsejable utilizar una herramienta de traducción asistida. Para ello, primero hay que encontrar la manera de distinguir las partes traducibles del resto del texto, manteniendo intacto el formato de cada archivo y la estructura de directorios en la que se encuentran.

Por lo que sé, solo existen dos herramientas que pueden hacer eso:

  1. Tortoise Tagger (en combinación con cualquier herramienta TAO compatible) y
  2. OmegaT.

La serie de macros de Microsoft Word llamada Tortoise Tagger  permite bloquear todas las partes del código LaTeX exponiendo únicamente el texto traducible. Posteriormente, se puede utilizar una herramienta de traducción asistida que pueda procesar archivos de Word o RTF con etiquetas de Trados, como SDL Trados Studio, Wordfast o memoQ. Alternativamente (y esta es la opción que recomendamos) se puede utilizar OmegaT, una herramienta de TAO gratuita y de código abierto que lee directamente los archivos TEX. Veamos ambos procedimientos en detalle.

Proceso de traducción de archivos TEX con Tortoise Tagger

Tortoise Tagger, desarrollado por Aleksandr Okunev en 2004, es una plantilla de Word gratuita que lee cadenas de texto y comandos contenidos en archivos de texto especiales creados por el usuario. Algunos de estos archivos, llamados taglists, son puestos a disposición por el autor del programa. Entre ellos, se encuentra la lista de etiquetas para LaTeX.  Sin embargo, es posible que esta lista no contenga todos los códigos utilizados por el editor del manual que se va a traducir y que sea necesario, por ende, complementarla.

El propósito del programa es etiquetar documentos de otros sistemas marcando el texto no traducible con dos estilos de Word, considerados estándar en la industria de la traducción: tw4winExternal e tw4winInternal, que identifican respectivamente las partes del texto que deben dejarse fuera del texto traducible y las que pueden aparecer dentro de él.

Estas partes etiquetadas aparecerán bloqueadas en los programas de traducción asistida más comunes, evitando así que el traductor corrompa el contenido del archivo TEX original. El procedimiento, explicado con más detalle en la documentación de Tortoise Tagger, es el siguiente:

  1. Iniciar Microsoft Word.
  2. Abrir el archivo .tex o la carpeta en la que se encuentra.
  3. Activar Tortoise Taffer y etiquetar el archivo.
  4. Guardar el archivo en formato RTF.

En este momento se puede ejecutar el programa de traducción asistida y traducir el archivo RTF etiquetado. Al final de la fase de traducción y revisión será necesario:

  1. Iniciar Microsoft Word.
  2. Guardar el archivo (o archivos) en formato de texto.
  3. Renombrar todo con la misma extensión que el original (normalmente .tex)

Proceso de traducción de archivos TEX con OmegaT

Con OmegaT el proceso es ciertamente más sencillo. De hecho, este programa es capaz de abrir directamente los archivos en formato .tex y .latex sin necesidad de realizar más conversiones. Desde la versión 2.3.0, también conserva las líneas comentadas dentro del código LaTeX, que a menudo contienen información útil para quienes necesitan publicar el manual. El flujo de trabajo es estándar para cada proyecto OmegaT:

  1. Iniciar OmegaT.
  2. Crear un nuevo proyecto.
  3. Copiar los archivos .tex o .latex en la carpeta /source/, o indicar al programa la carpeta raíz que contiene todas las subcarpetas del manual.
  4. Traducir.
  5. Crear los archivos finales.

Eso es todo. En la ventana de edición de OmegaT  se mostrará solo el texto traducible  y todo el código se ocultará. Solo se mostrarán las etiquetas internas en el formato habitual, de modo que el trabajo del traductor será mucho más ágil.

Independientemente del procedimiento seguido, el paso final es la revisión del resultado final.

Después de renderizar el manual en PDF (o en cualquier otro formato deseado), si se encuentran errores, es una buena idea corregirlos directamente en un entorno de edición LaTeX, por ejemplo con LEd o MiKTeX. En este punto procedemos a una segunda «impresión» en PDF. Por supuesto, este es un proceso iterativo, es decir, debe ser repetido después de cualquier cambio en el código.

Otra herramienta para convertir archivos TEX (solo en Linux)

Para completar, también deberíamos mencionar el programa po4a, disponible para Linux. Se trata de una serie de módulos escritos en Perl que permiten convertir diferentes formatos de archivo (incluido LaTeX) en el formato PO (Portable Object) y de PO traducida al formato original. Lo puedes encontrar en https://po4a.org/. La documentación, en inglés pero parcialmente traducida también al castellano, es bastante completa y se puede consultar para más detalles.

¿Alguna vez has tenido que traducir archivos en formato LaTeX? Cuéntenos en la sección de Comentarios abajo. Si necesitas ayuda para traducir tu documentación creada en LaTeX, ponte en contacto con nosotros haciendo clic en el botón.

CONTÁCTANOS PARA UNA CONSULTA GRATUITA SIN COMPROMISO

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?