​En Qabiria expresamos todo nuestro apoyo a todas las personas que están enfrentándose en primera línea a la emergencia COVID-19 y a los que más sufren sus consecuencias. Además de seguir trabajando para ofrecer nuestros servicios de forma regular, estamos a disposición de clientes y proveedores para encontrar soluciones a cualquier dificultad que pueda surgir de la prolongada situación de emergencia.

Las palabras clave perfectas: una guía de 6 pasos para tu sitio multilingüe

(1 Voto)
Las palabras clave perfectas: una guía de 6 pasos para tu sitio multilingüe
Artículo traducido al castellano por Gabriela Richarte.

¿Has notado que una gran parte de los visitantes de tu sitio o comercio electrónico provienen del exterior? ¿Quieres que tu sitio multilingüe conquiste un determinado mercado internacional? ¿Sabes exactamente cómo hacer multilingüe tu sitio? ¿O cómo posicionarte en los primeros lugares en Google (o el motor de búsqueda que te interese) de ese mercado?

Para vender tus productos o servicios al exterior, no basta con traducir el contenido de tu sitio. Necesitamos ser más precisos y, para ello, creamos una guía de 6 pasos para conseguirlo. Deberás:

  1. Analizar la cultura de destino
  2. Analizar previamente tu sitio desde el punto de vista del SEO
  3. Trabajar en tus palabras clave
  4. Analizar las palabras clave de los competidores
  5. Buscar palabras claves relevantes en el idioma de destino
  6. Adecuar los contenidos basándote en los resultados de la búsqueda

1. Análisis de la cultura de destino: el factor cultural

Imaginemos que una empresa de la Toscana que vende calzados hechos a mano quiere adaptar su comercio electrónico para abrirse al mercado alemán. Es evidente que deberá traducir su sitio, pero no basta solo con eso. El sitio debe ser traducido y adaptado en dos niveles:

  1. a nivel de contenido (texto e imágenes)
  2. a nivel técnico

En lo que concierne al contenido, lo más importante está relacionado a la redacción de los textos, que deben ser informativos, exhaustivos y concluyentes, además de tener en cuenta el modo en el que serán buscados por el cliente potencial del país y de la cultura de llegada (en este caso el alemán que vive en Alemania). La parte predominante de esta adaptación es la escritura en clave SEO, cuyo primer paso es la búsqueda de palabras clave correctas, como veremos más adelante.

A nivel técnico, en cambio, la empresa deberá hacer frente a una serie de factores que podrían afectar a la estructura y el funcionamiento del propio sitio, por ejemplo:

  • una legislación diferente que obliga a la empresa a indicar datos no obligatorios en otros mercados: en Alemania, por ejemplo:
    • la adición de la página Impressum, con los datos fiscales del propietario del sitio
    • la indicación clara (no a través de enlaces) de las AGB, Allgemeinen Geschäftsbedingungen, las condiciones generales de venta que el cliente debe leer y aceptar
    • la adquisición de un certificado fiscal de las autoridades alemanas que atestigüe la regularidad a nivel fiscal de acuerdo con el § 22f Abs. 1 Satz 2 UStG.
  • los diferentes hábitos de compra o la diferente popularidad de ciertos métodos de compra, lo que podría impedir el uso de ciertas vías de pago muy difundidas en el país de origen
  • también a nivel de UX (User Experience), es decir, la experiencia del usuario en la utilización del sitio debe adaptarse a las expectativas del cliente y a la legislación vigente en su país: por ejemplo, los «Kauf-Buttons», los botones de compra deben ser conforme a la ley, bien visibles y con ciertas indicaciones para el cliente como «Kaufen», «Zahlungspflichtig», «Kostenpflichtig» (transacciones sujetas a pago)

Además, nuestra empresa de calzado que quiere posicionarse en Alemania debe saber que a los alemanes les gusta leer la información presentada directamente y sin adornos. O que, según algunos estudios, prefieren sitios de colores más «neutros y profesionales», como el azul claro o el gris.

La cultura influye inevitablemente en la forma de buscar, pensar e interpretar las palabras y el mundo: hay que tener esto en cuenta para poder cumplir las expectativas de tus clientes extranjeros cuando tus palabras clave devuelvan los resultados que están buscando. Los aspectos culturales se reflejan en sus búsquedas (en sus motores de búsqueda) y, del mismo modo, se pueden transcribir en palabras. Veamos los factores culturales a considerar según el texto:

  • la diferente percepción de los colores, que difiere, por ejemplo entre culturas occidentales y orientales. El rojo, que para nosotros lleva la connotación de peligroso, en China simboliza, en cambio, fortuna, tanto así que las variaciones en positivo de las acciones se indican con este color en los tableros de la bolsa, aún cuando se muestran en inglés o el blanco, que en Oriente significa muerte, mientras que nosotros lo relacionamos a la pureza y el renacimiento
  • 2019 04 10 19 50 36 SHANGHAI STOCK EXCHANGE
  • símbolos e imágenes, por ejemplo, el antiguo símbolo de la esvástica que relacionamos con el horror de la época nazi, se utiliza en Japón para indicar la ubicación de los templos budistas en los mapas, lo que genera confusión entre los turistas occidentales
  • Buddhist temples in Kamakura
  • formatos de fechas y unidades de medida. Por ejemplo, en Italia se separan las fechas con una barra oblicua (23/06/2019) mientras que en Alemania con un punto (23.06.2019)
  • el estilo lingüístico, con sus construcciones particulares o la elección de los verbos: tienen en cuenta las variedades regionales o dialectales presentes en el mismo país: por ejemplo, zapatilla no es solo Schuhe en alemán, sino que hay más variantes dialectales como Botten en Berlín o Schlabbe en Baden
  • el idioma. Por ejemplo, mientras que en los idiomas europeos, según el contexto más o menos formal, adoptamos un vocabulario específico, en japonés, las reglas gramaticales son completamente diferentes según el destinatario del mensaje y la situación: si le hablas a un anciano o a un niño, un familiar, un extraño, un ejecutivo o un subordinado... ¡la sintaxis cambia!

Y los factores técnicos:

  • la modalidad de pago preferida; mientras que en Italia se suele utilizar PayPal, en Alemania existe Sofort Banking, la transferencia bancaria directa sin necesidad de crear una cuenta susceptible de errores humanos
  • la elección del buscador en el cual indexar tu sitio: ten presente que cuando te diriges a un mercado extranjero, Google no es el único motor de búsqueda. En Rusia, por ejemplo, la estrategia de optimización se calibra también en Yandex, y lo mismo para China, que utiliza Baidu o Naver, en Corea del Sur.

Este estudio cultural se cruzará con el perfil de tu cliente potencial, la buyer persona que ya deberías tener muy claro, en base al perfil de tus visitantes actuales y a tus antiguos compradores.

La elaboración de la buyer persona es un proceso bastante complejo que no trataremos en este artículo. Un excelente artículo sobre el tema se encuentra en el blog de los especialistas de marketing HubSpot.

2. Analizar previamente tu sitio desde el punto de vista del SEO

Después del análisis realizado en la primera fase, es momento de continuar con el análisis preliminar de tu sitio desde el punto de vista de la SEO.

El SEO internacional (Search Engine Optimization) es el instrumento estratégico e inteligente que tienes que adoptar para optimizar tu sitio y lograr que los buscadores consigan identificar a qué país te diriges y en qué idioma. El SEO está estrechamente vinculado con la investigación, el estudio y la organización de las palabras clave (o keyword) pero no se limita únicamente a esto. En el posicionamiento de tu sitio influyen numerosos factores, que veremos en otro artículo más detalladamente.

Antes de entrar en el capítulo de las palabras claves es importante ser consciente de las siguientes cuestiones:

  • ¿Conoces a fondo tu cliente ideal y la experiencia general que quieres que experimente en tu sitio?
  • ¿Quieres llegar a determinados segmentos de la población o a determinadas zonas geográficas?
  • ¿Qué presupuesto y plazo tienes?
  • ¿Cuántas personas se ocuparán de esta labor?
  • ¿Has hecho un análisis exhaustivo de tus competidores? ¿Quiénes son? ¿Qué palabras clave utilizan? ¿Cómo están indexados? ¿Cuántos contenidos ofrecen?
  • ¿En qué condiciones mantienes tu sitio?

Este último punto, se conoce como site clinic y define la práctica que tiene como objetivo el análisis SEO de algunos factores internos y externos del sitio:

  • factores internos
    • on-page como el código HTML, los metatags, la posición de las palabras clave y su densidad
    • on-site, como la edad del sitio, las etiquetas <title> y <meta>, la estructura de los enlaces internos, los contenidos duplicados
  • factores externos como los backlink que enlazan tu sitio y representan tu autoridad en el sector.

3. Trabajar en tus palabras clave

Después de definir tu rango de acción, puedes continuar con la búsqueda.

Desde una perspectiva de SEO, las palabras clave tienen 2 funciones principales:

  1. revelan la relevancia de los contenidos que tu potencial cliente (o target) busca en Google, respecto de un determinado argumento
  2. constituyen la puerta de acceso a tu sitio web para garantizar cualquier acción que quieras que tu potencial cliente cumpla en tu sitio: un incremento del tráfico de la navegación entre tus páginas y/o de la tasa de conversión, es decir, de venta.

Las palabras clave pueden ser:

  • sustantivos
  • verbos
  • adjetivos
  • grupos de palabras
  • oraciones completas

Aconsejamos mantener únicamente las palabras clave específicas y relevantes, descartando las que son demasiado genéricas.

La búsqueda de las palabras clave está estrechamente relacionada al llamado customer journey, el recorrido del usuario, que incluye todas las etapas de la experiencia de compra, desde que el usuario busca información sobre tu producto/servicio hasta incluso después de la compra del mismo.

Los tipos de búsquedas varían según las tres fases en las que se encuentra el cliente y en las que utilizará palabras clave y/o fórmulas de consulta para satisfacer su intención:

Fase 1) la búsqueda de información: la consulta que procede a la compra y que busca, precisamente, información para resolver un problema o satisfacer una necesitad.

Fase 2) la búsqueda transaccional: el cliente aquí trata de resolver o satisfacer una necesidad haciendo una transacción, por lo tanto, una compra real.

Fase 3) la búsqueda de navegación: la consulta posterior a la compra proporciona, por lo tanto, palabras clave que conducen a una marca o solución específica que tu cliente ya conoce.

Por ejemplo, para comprar un par de mocasines, el usuario puede buscar información sobre «mocasines de cuero para hombres para la primavera». Luego buscará dónde o cómo comprarlos. Por lo tanto, deberás tener en cuenta las palabras que tienen que ver con la modalidad de pago o, en este caso, cómo calcular la talla o los gustos en Alemania (colores, modelos favoritos, hábitos estacionales) y que, necesariamente, deben reflejarse en las palabras clave que aparecerán en la descripción de los productos de tu comercio electrónico o en unas páginas dedicadas a tal fin en tu web.

Por lo tanto, es bastante obvio que, para encontrar las palabras concretas adecuadas para tu público objetivo, debes tener en cuenta además las variantes regionales  u ortográficas y de los adjetivos que los usuarios pueden llegar a utilizar en base a dónde se encuentran geográficamente. Esta tarea de búsqueda debería de encargarse a un equipo de localización profesional con los conocimientos lingüísticos y técnicos adecuados.

4. Analizar las palabras clave de los competidores

Supongamos ahora que nuestra empresa de calzado quiere destacar ente todas las empresas fabricantes por su «Made in Italy», por su tradición artesanal combinada con la innovación tecnológica: tendrá que descubrir las palabras clave que hacen posicionar sus competidores y encontrar sinónimos y frases similares para superarlos en esta carrera para conseguir el primer puesto en los resultados de los buscadores.

Conocerlas puede ser de gran utilidad para obtener información del mercado y, al final, para asegurarte de ofrecer un contenido más completo y valorado en comparación al de tus competidores.

En primer lugar, identifícalos realizando una investigación sobre las palabras clave que te representan o que tengan productos/servicios similares a los tuyos.

Inspecciona su HTML sitemap, es decir, el mapa de su sitio con todos los enlaces organizados y sus descripciones.

Existen además otras herramientas útiles a tal fin:

- Website Content, herramienta gratuita de Google AdWords Keyword Tool que genera una serie de sugerencias de palabras clave relacionadas,  a partir de la URL de la competencia, además de otras herramientas comerciales como KeywordSpy y SpyFu.

5. Buscar las palabras clave relevantes en tu idioma

Debes tener en cuenta que la búsqueda de palabras clave es un proceso de varias etapas, que se tiene que repetir en el tiempo y que requiere un seguimiento exhaustivo.

Si ya tienes tu sitio en actividad, es indispensable generar un documento que analice la salud de tu sitio, que incluya un análisis preciso de las palabras clave utilizadas hasta el momento, valorando su eficacia y su repercusión.

Una herramienta muy útil para este propósito es Google Search Console. Se trata de una herramienta gratuita que se ocupa de analizar en detalle el posicionamiento de tu sitio web en Google,  para descubrir qué palabras clave aparecen en el SERP (los resultados que aparecen en las páginas de Google).

Dirígete a Rendimiento> Consulta y observa cuántos clics recibe el sitio para una palabra clave determinada, la posición promedio de esa palabra clave y muchos otros datos interesantes.

google search console

Después de esta fase ineludible, veamos los primeros pasos a seguir:

  1. una sesión de brainstorming
  2. la búsqueda de nuevas ideas con la ayuda de la herramientas de SEO

Cuando valoras las palabras clave, debes prestar atención al volúmen de búsqueda (search volume) de tus palabras: ¿son comunes o «de cola larga» (long tail keywords)?

Las palabras clave comunes son extremadamente competitivas y no siempre pueden llevarte al resultado que buscas,  es decir, un alto posicionamiento en los buscadores, precisamente porque se utilizan en exceso. El consejo siempre es investigar su dificultad a nivel de SEO antes de descartarlas a priori.

Las palabras comunes están acompañadas por palabras «de cola larga», es decir, compuestas de varias palabras. Esta característica las hacen menos competitivas y, por lo tanto, estadísticamente con una tasa más alta de interacción. Eso es lo que a tí te interesa.

La característica de las palabras clave reside en cómo está formulada. Generalmente, expresan una intención de investigación clara (purpose-driven). Si la página de tu sitio contiene las mismas palabras en el mismo orden, tus posibilidades de mejor posicionamiento aumentan de manera considerable. Entre otras cosas, tu tasa de conversión ya es un buen indicador de la calidad del contenido de tus páginas y la elección de las palabras que tiene. Comieza por ahí.

Para encontrar otras palabras, existe una serie de herramientas, gratuitas o de pago.

Nota: no todas las herramientas tienen la misma nomenclatura, las mismas métricas, los mismos algoritmos y los mismos formatos. Te recomendamos utilizar más de una, combinándolas para obtener una imagen más fiel a la realidad. Y por último, pero no menos importante, hazle caso a tu sentido común.

- Google Suggest: lo usamos a diario y es gratis.

Te permite echar un vistazo a las búsquedas relacionadas a la tuya, tanto en el menú desplegable como en la parte inferior de la página, dándote la intención de búsqueda de tu consulta.

Te recomendamos navegar en modo incógnito para no contaminar las búsquedas con tu historial.

SERP (Search Engine Results Page): las páginas de resultados generados por una búsqueda por parte del usuario-cliente, a través de la introducción de una o más palabras clave. Esta es otra herramienta que se da por sentada pero cuyos resultados pueden ser una verdadera mina de oro de extrapolación de sinónimos, circunloquios con una pequeña dificultad de SEO.

Del mismo modo, también puedes ver SERP Feature, es decir, imágenes, videos, reseñas relevantes para tu búsqueda.

- Google Trends es gratuito y te ofrece representaciones gráficas y numéricas relacionadas con las tendencias geográficas y estacionales de las búsquedas expresadas por los usuarios en Google en torno a una palabra clave.

- Ubersuggest, una herramienta gratuita recientemente adquirida por el experto en marketing digital Neil Patel. Ve a la sección «Keywords Ideas» y a partir de una palabra clave «semilla» en el cuadro de búsqueda, elije el idioma y el país. Obtendrás su volumen de búsqueda mensual y su competitividad (dificultad SEO), así como una lista de palabras clave relacionadas. La lista es exportable en formato .csv.

- Answer the Public es una herramienta de SEO gratuita que, de manera similar a lo que hace Ubersuggest, enumera, a través de gráficos circulares, las palabras clave relacionadas a las que se introdujeron en el cuadro de búsqueda. No te devuelve el volumen de búsqueda ni las dificultades de SEO, pero puede ayudarte mucho en la fase de brainstorming. Los gráficos se pueden organizar a través de una serie de combinaciones: preguntas, preposiciones, comparaciones y orden alfabético. Puedes elegir la búsqueda por idioma de forma gratuita, mientras que para el país deberás cambiar a la versión Pro. Actualmente está configurado en inglés (UK).

-Microsoft Word, es la herramienta que no esperabas ver aquí. Aún así, tiene un diccionario de sinónimos muy rico integrado en sus herramientas lingüísticas, donde puedes encontrar palabras relacionadas y sinónimos de las palabras clave que estás evaluando.

- Google Keyword Planner, una herramienta de planificación gratuita a la que se puede acceder con una cuenta de Google. Al hacer clic en «Obtener estimaciones de tráfico para una lista de palabras clave» e ingresando las palabras clave, una por línea o separadas por una coma, tendrás para cada palabra el promedio de búsquedas mensuales. También puede filtrar por idioma y país. Podrás obtener datos útiles para anuncios pagados (competencia, costo por clic), útiles si decides iniciar una campaña y conocer las palabras con las que sus competidores intentan aparecer entre los primeros resultados de Google para una palabra determinada. La lista también se puede exportar en formato .csv y se puede importar en Excel o Google Sheets.

- Keyword Explorer de Moz es una herramienta de pago, pero Moz es uno de los blogs con más autoridad sobre SEO en inglés. También aquí, a partir de una palabra clave «semilla», puedes obtener una lista generada de ideas que se pueden agrupar automáticamente con algunos indicadores. La dificultad de SEO se llama «Difficulty» y se genera de acuerdo con un algoritmo propio.

El volumen de búsqueda mensual se indica como un rango.

Si creas una cuenta, obtienes 10 consultas gratis, así como una lista de palabras clave relacionadas. La lista es exportable en formato .csv.

PRO TIP 1: Cuando busques palabras clave multilingües, también busca todas las variantes acentuadas posibles.

PRO TIP 2: El SEO moderno es semántica pura: Google está aprendiendo cada vez más a comprender el argumento de un texto, yendo más allá del simple significado literal de las palabras. Esto significa que las palabras clave deben insertarse para favorecer la legibilidad de tu contenido y evitar la técnica de keyword stuffing, es decir, la repetición incesante de las mismas palabras clave.

6. Adecuar los contenidos basándote en los resultados de la búsqueda

Has identificado las palabras clave de tu empresa para quienes deseas ser encontrado. ¿Y ahora? Para elegir las correctas y adaptar así tu contenido, hemos identificado algunas métricas:

  • el volumen de búsquedas mensuales en un idioma determinado, en un país determinado
  • la dificultad SEO, o la competencia a nivel SEO de cada palabra clave. Cuanto mayor sea el valor, más difícil será posicionarse para esa palabra. Este parámetro toma diferentes nombres según el instrumento utilizado, que tiene su propio algoritmo interno:
    • en Ubersuggest se llama «SEO Difficulty»
    • en Keyword Explore de Moz se llama simplemente «dificultad»
  • La dificultad también puede medirse utilizando estos otros dos instrumentos:
  • la tendencia del volumen de búsqueda -   es importante controlar la tendencia de búsqueda de una palabra determinada a lo largo del tiempo. Este análisis puede llevarse a cabo a través de Google Keyword Planner o de los datos de tráfico de tu sitio
  • el número de resultados de la búsqueda, visible en la parte superior, debajo de la caja de búsqueda luego de haber escrito cierta palabra clave en Google. Si quieres saber quién está compitiendo realmente por esa keyword, (habiéndola escrito en la etiqueta <title>), agrega el comando de búsqueda «allintitle»
    allintitle:"italienische Schuhe"
  • el valor aproximado de la palabra clave, es decir, cuánto deberías pagar para usar una palabra clave determinada para aparecer en los primeros resultados si lo haces con una campaña publicitaria
  • el historial de los datos de tu sitio, que se puede inferir a través de Google Analytics para comprender qué palabras clave han generado más CTR (Click Through Rate) hasta el momento, es decir, el porcentaje de clics en un mensaje (enlace/banner) en comparación con la cantidad de veces que se ha visto (impression).

Las palabras clave elegidas ahora deben adaptarse a tu contenido.

Debes además prestar atención de no cometer errores ortográficos o gramaticales que podrían penalizar el posicionamiento y, ciertamente, dar una imagen de abandono general de tu sitio. Recomendamos leer nuestro informe «El impacto de los errores en las ventas online».

Para tus necesidades internacionales de SEO, además te recomendamos que no traduzcas directamente las palabras clave del idioma de origen, sino que confíes en un traductor nativo para investigar qué palabras clave se utilizan realmente en el mercado de tu objetivo.

De hecho, puede ocurrir que tu cliente extranjero utilice un término completamente diferente de una traducción literal o directa. Al usar una traducción directa, puedes ser encontrado por algo que no tiene nada que ver con lo que ofreces. Esto podría costarte caro, literalmente, si has comenzado una campaña PPC (Pay Per Click), en la que cada clic tiene un coste fijo.

Aunque las empresas a menudo confían en las traducciones literales de sus listas de palabras clave en el idioma de origen, solo si confías en un equipo de localización con traductores nativos puedes tener la tranquilidad de concentrarte en las palabras clave perfectas para tu audiencia internacional.

Conclusiones

  • La apertura al mercado extranjero es una decisión valiente que debe tomarse si están dados los requisitos y números, pero también puede resultar una aventura llena de dificultades si se comienza con poca conciencia.
  • El SEO internacional demuestra ser una herramienta esencial para la internacionalización de un sitio y para tener la garantía de ser visible en el gran océano de la web.
  • Confiar en expertos en SEO, un equipo de traductores y hablantes nativos profesionales sigue siendo la clave para generar un tráfico más específico y tener éxito.

Para profundizar

Glosario

backlink: son enlaces desde otros sitios web que hacen referencia a la tuya y, consecuentemente, aumentan tu relevancia.

buyer persona: el cliente ideal que representa un segmento de tu público meta. Es tu punto de partida para identificar a tus clientes potenciales, teniendo en cuenta sus necesidades, problemas y soluciones deseadas, pero también su estilo de vida, rango de edad y antecedentes culturales.

CTR (Click Through Rate): el porcentaje de clics en un mensaje (enlace/banner) en comparación con el número de veces que se ha visto (impression).

dificultad SEO: de una palabra clave dada Es un indicador que muestra cuántos otros sitios ya han escrito contenido alrededor de esa palabra clave, de qué tipo son y si están optimizados. En otras palabras, cuántas posibilidades tengo para superarlos. La dificultad varía de 1 a más de 50. Cuanto más baja es, más posibilidades tengo de subir los resultados de SERP.

impression: número de vistas de un contenido o anuncio en concreto

long tail keywords: las palabras «largas», del término acuñado en 2004 por Chris Anderson, describen aquellas palabras altamente específicas compuestas de varias palabras, que son menos utilizadas por los competidores y que te permiten aumentar tus posibilidades de posicionamiento en los motores de búsqueda.

on-page: aquellos factores cuya optimización SEO tiene un efecto en tu sitio web o en tu página, como el código HTML, las metaetiquetas, la posición de las palabras clave y su densidad.

on-site: el optimizador SEO relativo a la edad del sitio, la etiqueta <title> y <meta>, la estructura de los enlaces internos, los contenidos duplicados.

PPC (Pay Per Click): modalidad de compra y publicidad paga online el anunciante paga una tarifa solo cuando un usuario realmente hace clic en el anuncio.

search volume: o volumen de búsqueda promedio mensual en el motor de búsqueda de una palabra clave en un idioma determinado y/o en un país determinado.

SERP (Search Engine Results Page): las páginas de resultados generados por una búsqueda por parte del usuario-cliente, a través de la introducción de una o más palabras clave.

SERP Feature: todos los resultados no tradicionales que aparecen en la página: imágenes, videos, reseñas con estrellas, fragmentos destacados (pequeños cuadros de información que presentan parte de la respuesta a consultas específicas directamente en la SERP).

¿NECESITAS AYUDA PARA ENCONTRAR LAS PALABRAS CLAVE PERFECTAS? ¡HABLEMOS!

Filomena Capobianco

Traduttrice e localizzatrice.

Profilo LinkedIn 

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?