Traducir sitios web con proxys de traducción

Traducir sitios web con proxys de traducción

Localización de sitios web

Traducir y adaptar sitios web es una operación compleja que requiere una estrecha colaboración entre al menos cuatro perfiles diferentes: cliente, creador de contenido web, desarrollador web y traductor. En términos generales, hay tres métodos tradicionales de localizar una página web:

  1. traducir directamente en el back-end del sitio,
  2. exportar el contenido para traducirlo o
  3. combinar los dos métodos anteriores.

En general, es un proceso complejo que requiere al menos 5 macro-fases que detallamos en esta imagen, además de una fase de pruebas o testeo.

fases-de-la-localización-web

Además de ser un proceso complejo, a la hora de localizar debemos tener en cuenta que existe una serie casi infinita de tipos de sitios web, por lo que resulta realmente difícil definir «fórmulas milagrosas» que den buenos resultados en casi todos los casos.

Para linealizar este proceso nacieron soluciones basadas en cliente que revolucionaron el paradigma tradicional. Consciente de que el término puede ser simplista, pero en ausencia de una mejor opción, llamaremos «proxy de traducción» o «proxy de localización» (translation proxy, localization proxy) a estos sistemas, término empleado por la mayoría de proveedores para definir la propia tecnología.

Esquema teórico

¿Qué son los sistemas de proxys de traducción? Antes de empezar, me gustaría hacer un pequeño esquema teórico para entender el funcionamiento. En informática se denomina «proxy» (que significa «intermediario») a los programas que permiten la interactuación entre clientes y proveedores, bien actuando como mediadores entre los dos, bien enviando solicitudes y respuestas entre ellos. El cliente se conecta al proxy en lugar de directamente al servidor y le envía una solicitud. El proxy, a su vez, se conecta al servidor y reenvía la solicitud del cliente, recibe la respuesta y se la reenvía al cliente.

En el caso de un proxy de traducción, el proxy recibe las solicitudes de páginas traducidas y las proporciona al cliente, tomando por un lado el contenido traducido de una base de datos que contiene las cadenas originales y sus traducciones y, por otro lado, la estructura del sitio del servidor original. Junta los dos elementos, sustituyendo en tiempo real los textos originales del sitio por sus respectivas traducciones.

¿Cómo sucede esto? Lo primero que hace el sistema es explorar el sitio original con un bot (que es una parte del sistema y, por lo general, se trata de un simple script que se incluye en el código de sitio). Este bot examina todas las páginas y guarda en una base de datos todas las cadenas de texto reconocidas como traducibles. Luego se traduce el contenido de esta base de datos. El proceso de traducción (y corrección) puede tener lugar tanto a nivel interno en el sistema de proxy de traducción, como a nivel externo, proporcionando a los traductores el contenido de la base de datos en forma de archivos CSV, XLIFF o de otro modo. El contenido traducido se importa de nuevo en la base de datos (de manera automática, si la traducción se realiza en línea, o bien cargando el archivo traducido, si la traducción se realiza sin conexión).

diagrama del funcionamiento de un proxy de traducción

Ilustración basada en http://contenthere.net/2012/02/introduction-to-translation-proxies.html, de Seth Gottlieb

Llegados a este punto es cuando el sistema actúa como un verdadero proxy. De hecho, la versión traducida del contenido se encuentra en un servidor proxy y sustituye de forma dinámica el contenido de la lengua de origen cuando un usuario accede a una de las páginas del sitio, interceptando las solicitudes. El funcionamiento es similar al de los anuncios que se personalizan según la configuración regional. Todo esto pasa en tan solo unos milisegundos y es inadvertible para los usuarios, que simplemente visualizan el sitio en el idioma que han seleccionado.

Ventajas y desventajas de los proxys de traducción

Gracias a algunas de sus características, estos nuevos sistemas resultan muy atractivos:

  • el contenido traducible de un sitio web se detecta de forma automática;
  • se puede publicar un sitio traducido sin líneas de código y sin tener que recurrir a un desarrollador;
  • también funciona con sitios dinámicos y de comercio electrónico;
  • pueden nacer posibles colaboraciones entre los proveedores de proxys de traducción y las empresas de traducción.

Dentro de un proceso clásico de localización de sitios web, el uso de un proxy de traducción elimina numerosas etapas, incluyendo:

  • configuración de un servidor de prueba;
  • identificación manual de los contenidos;
  • extracción de los contenidos;
  • conversión a formatos compatibles con herramientas de traducción asistida por ordenador e
  • importación posterior al sistema.

Tampoco es necesario trabajar por separado en el contenido dinámico (artículos, blogs, texto creado por el usuario, etc.) y en las cadenas introducidas en la interfaz de la plantilla o framework utilizado para la construcción del sitio (botones, mensajes del sistema, etc.): el bot lo detecta todo de manera que pueda ser traducido.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta: un proxy de traducción es una manera muy práctica de hacer localizable un sitio que fue diseñado para funcionar en una sola lengua, lo que supone una gran ventaja para el cliente al no tener que rehacer todo el sitio cuando decide salir al mercado internacional.

Así pues, podemos resumir de la siguiente manera las ventajas de estos sistemas:

Ventajas

para el cliente

para el traductor

para los desarrolladores web

Evita el uso de procedimientos complejos de exportación e importación de textos

También hace localizables las plataformas que no lo son

 

Los traductores visualizan tanto el contenido «editorial» como el de la plantilla

 

Centraliza las traducciones en una plataforma en línea

 

Simplifica la gestión de las actualizaciones

Los mejores sistemas ofrecen una visualización del texto acompañada del contexto

 

 

Y, ¿cuáles son las desventajas de un proxy de traducción? En primer lugar, dada la tecnología en la que se basan estos sistemas, los sitios traducidos son una réplica del original (el menú debe ser el mismo). Simplemente no es posible, o en otras palabras, va más allá de la lógica de estos sistemas, tener un sitio completo en un idioma y versiones reducidas para los demás idiomas. Aparte de los problemas técnicos, encontramos las cuestiones comerciales: las traducciones se almacenan en el servidor del proveedor del servicio y dependen de este durante toda la vida útil del sitio traducido. Recomendamos encarecidamente evaluar cuidadosamente los términos del servicio con el fin de evitar abusos o situaciones críticas relacionadas con la confidencialidad.

Otro factor que se debe tener en cuenta es la relación entre el proveedor del proxy de traducción, el cliente y la empresa de traducción. Muchos proxys de traducción ofrecen sus servicios directamente a las empresas (también en marca blanca), que, a su vez, pueden proporcionar el servicio de localización a sus clientes. Para ello, es imprescindible disponer de contratos claros que establezcan las responsabilidades de cada parte. Por último, puesto que estos sistemas son relativamente nuevos, también deben ser cuidadosamente evaluadas la fiabilidad y calidad de las empresas que ofrecen estos servicios, para evitar la posible exposición a cualquier cambio en las políticas comerciales o su desaparición en caso de quiebra. Todo esto son cuestiones que siempre se plantean a la hora de confiar una función importante del negocio a un proveedor externo.

Los resultados de nuestra encuesta

En un intento de proporcionar una visión general lo más completa posible de estos sistemas relativamente recientes, en octubre de 2014 pedimos a 12 proveedores que completaran una breve encuesta en línea. De los doce respondieron cinco. Pudimos obtener algunos datos interesantes a partir de los resultados.

En primer lugar, confirmamos que este sector es aún joven y que la competencia es feroz: al realizar la encuesta, cuatro de cada cinco empresas tenían menos de 10 empleados, la más reciente se había formado en 2013 y la más antigua, en 2008. Excepto un sistema de código abierto (SWeTE), todos los demás utilizan tecnología propietaria; tanto la solución de código abierto como 3 de los 4 restantes también se ofrecen en marca blanca. En este sentido, un aparte: un tribunal de Estados Unidos declaró la nulidad de tres patentes de la empresa MotionPoint relacionadas con los sistemas de gestión de traducción y proxys de traducción, ya que violan la tecnología ya patentada por TransPerfect (https://patents.google.com/patent/US6857022). Este caso sienta un precedente que también podría dar lugar a reclamaciones de indemnización de TransPerfect en contra de los proveedores de sistemas de proxys de traducción de segunda generación.

En términos de funcionalidad, hay una tendencia a ofrecer sistemas muy simplificados, en los que los traductores tienen que tratar solo con la traducción. De hecho, todos los sistemas ofrecen:

  • un editor en línea para traducciones, con vista previa del contexto;
  • pre-traducción con motores de traducción automática.

Además de esto, a nivel de desarrollo, todos los sistemas ofrecen:

  • funcionalidades SEO para las traducciones;
  • control total sobre el CSS del sitio traducido;
  • un mecanismo para sustituir las imágenes del sitio traducido.

Solo algunos tienen extensiones o plugins para los principales CMS (Joomla, WordPress y Drupal), cuyo funcionamiento todavía sería necesario comprobar. La integración con los sistemas existentes es un área en la que todavía hay trabajo pendiente.

En cuanto a las características relacionadas con la actividad de las empresas de traducción, casi todos los sistemas ofrecen la posibilidad de exportar las cadenas como XLIFF (e importarlas de nuevo). Algunos (3 de 5) también son compatibles con memorias de traducción, aunque solamente uno ofrece la posibilidad de adjuntar un glosario de proyecto. Por último, solo un sistema puede exportar en formato TMX las traducciones realizadas con el editor en línea.

En general, los resultados muestran que estos sistemas son lo suficientemente maduros como para ser utilizados en el ámbito productivo, aunque no siempre se adaptan a las necesidades de los traductores profesionales o las empresas de traducción. Algunos son más avanzados que otros y el enfoque del servicio que ofrecen varía de unos a otros. Algunos ofrecen sistemas prediseñados, mientras que otros se centran en la personalización extrema.

Te invitamos a visitar las páginas de diferentes proveedores para obtener más detalles.

Sitografía

Proveedores de sistemas de proxys de traducción

Qabiria white logo

Creemos en el incremento de la productividad mediante el uso creativo de la tecnología.

Somos socios de:

logo de PIMEC

Últimas noticias

Contacto

Qabiria Studio SLNE
Carrer Lleida, 3 1-2
08912 Badalona
(Barcelona)
ESPAÑA

+34 675 800 826

qabiria

Envíanos un mensaje

Recibe nuestro boletín

¿Quieres leer los artículos y novedades de Qabiria directamente en tu bandeja de entrada?